Home / ¿Qué es el asesoramiento filosófico?

¿Qué es el asesoramiento filosófico?

El Asesoramiento Filosófico (también denominado orientación filosófica, consultoría filosófica o consejería filosófica) es una modalidad de relación de ayuda, brindada a todos los sectores de la sociedad, por la que un filósofo se ofrece a acompañar a sus consultantes o interlocutores en una reflexión dialogada orientada a clarificar, desde una perspectiva filosófica, sus preguntas, conflictos, dudas, retos o inquietudes existenciales.

El filósofo asesor es una persona con formación filosófica que confía en la capacidad transformadora de la filosofía, pues la ha verificado en sí mismo, y que, por tanto, se siente capacitada para proporcionar a quienes buscan sus servicios una ayuda humana efectiva. El filósofo asesor es un facilitador de la reflexión, de la vida examinada, una reflexión no paternalista y no jerárquica que respeta y fomenta la autonomía y la responsabilidad sobre sí mismos de sus interlocutores, y que se ordena a ayudar a vivir con más más conciencia, claridad y profundidad.

La principal vertiente de esta actividad de orientación filosófica es individual, si bien su campo de acción se extiende a grupos y organizaciones, pues la experiencia revela que estos últimos también se enriquecen con el mismo tipo de reflexión filosófica que resulta útil y benéfica a los individuos.

El asesoramiento filosófico tiene un origen reciente: en 1981, un filósofo alemán, Gerd B. Achenbach, abrió la primera consulta. Sin embargo, la idea de que la filosofía tiene una aplicación inmediata en la vida cotidiana, lejos de ser reciente, estuvo presente en los mismos orígenes de la filosofía. El asesoramiento filosófico busca devolver a la filosofía su operatividad, su potencial transformador y su relevancia para la vida cotidiana.

Mónica Cavallé Cruz (asepraf.org)

¿Qué es la práctica filosófica?

Gerd B. Achenbach

Filósofo alemán

Se trata de un recurso para personas agobiadas por preocupaciones o problemas, a los que su vida «no puede hacer frente» o se sienten que de alguna manera están «atascados»; personas acosadas por preguntas que ni resuelven ni de las que no saben cómo desembarazarse; personas que a pesar de encontrarse bien instalados en su vida cotidiana y no sentirse lo suficientemente mal como para pedir ayuda, tienen la impresión de que su vida real no se corresponde con sus posibilidades.

A la orientación filosófica acuden personas que no se conforman simplemente con vivir, sino que desean “dar cuenta” de su propia vida, esperando obtener claridad y esperanza sobre contorno, esto es, sobre su origen, dónde están y adónde van. Su demanda no es rara, son personas que quieren reflexionar sobre sus circunstancias particulares, sus embrollos peculiares y sobre la ambigüedad de sus vidas. En resumen: acuden a la Práctica de los filósofos porque desean entender y ser entendidos.

ACHENBACH, Gerd B.:“Kurzgefaßte Beantwortung der Frage: Was ist Philosophische Praxis?“