12ª Consideración de la Pandemia: el fracaso del verano por la inesperada quinta ola y con las nuevas variantes sin vacunas en los pobres países…

Ya todos habéis oído hablar de la «fatiga post-pandémica». Tengo un querido amigo con el que tengo que acordar no hablar del virus, para no entrar en un destructivo y cansino bucle que nos hace mal a ambos.

Cosechamos lo que sembramos…

Como despedida hasta septiembre y para dejar descansar a vuestros cerebros, quiero deciros que -opino, personalmente-, que la desescalada de las mascarillas es y fue un error sin tener a toda la población vacunada. Dejamos todo el peso y el cansancio en los más jóvenes. En anteriores entradas (os invito a leer sólo los títulos), ya sugerimos lo que pasaría: https://confilosofia.es/blog/ Mirad el título de la 10ª y la 11ª p.e.

Tengo otro querido compañero, al cual le debéis la creación de Web www.confilosofia.es y de este Blog que me comentó textualmente que «sobre el asunto de los macro brotes, -desde el enfoque de lo sencillo-,(…) es culpabilizar directamente a los jóvenes de lo sucedido sin plantearnos que se trata de un problema sistémico en el que los adultos idealizamos un estilo de la vida, la bebida, la fiesta, la libertad. Y después les pedimos responsabilidad a chavales de 18 años a los que se les pone en bandeja la diversión desmedida, el alcohol barato y accesible, (…) etc.

«Cuando la inmensa mayoría de estos (adolescentes) y jóvenes llevan dos años cumpliendo mucho mejor que muchos adultos una serie de estrictas normas en su día a día para evitar contagios. (¡Y no digamos ya los niños!)».

La Pandemia se alarga más de lo esperado. Mientras no haya una completa y responsable vacunación; mientras no se ayude a vacunar a los países pobres para evitar que surjan variantes nuevas que disminuyan la eficacia vacunal en los países ricos… creo que entraremos en una aburrida cantinela donde finalmente será agotador siquiera pensar en que esto llegará a resolverse adecuadamente.

Cuando cada nación, empresa y país va a la suya, buscando sus propios intereses políticos y económicos, deberíamos replantearnos si la Pandemia es de un virus del cuerpo o de una enfermedad del Ser humano, que tiene mala curación.

Incrementando la contaminación, por supuesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *