Home / Aprovechar la vida

Categoría: Aprovechar la vida

La 5ª Advertencia Ética de la COVID-19: Inteligencia personal
Entrada

La 5ª Advertencia Ética de la COVID-19: Inteligencia personal

Tuve un sabio profesor que ante preguntas tontas respondía: «Intelligentibus pauca». (Pocas cosas (necesitan) los inteligentes). Y no contestaba si consideraba que ya se había explicado claramente. Como mis 4 ó 5 ahora lectores son inteligentes, seré breve. Hay felizmente ciertos países donde los datos de infección y muerte descienden con numerología razonable. Hay otros...

Responsabilidad personal: 3ª Advertencia Ética de la COVID-19
Entrada

Responsabilidad personal: 3ª Advertencia Ética de la COVID-19

Responsabilidad PER-SO-NAL. La tuya y la mía. La de los Adultos, los Adolescentes y los Jóvenes. La de los Abuelos. La de los Niños. Y de los Padres de familia. La de todos los que aúnsomos trabajadores.  Habrá tiempo para juzgar a la Administración del Gobierno  y a sus Expertos que incluso ocultan sus nombres para evitar la «presión...

La estupidez humana es gaseosa: se expande en contacto con el aire.
Entrada

La estupidez humana es gaseosa: se expande en contacto con el aire.

2ª Advertencia ante La COVID-19. Buenas tardes 3 lectores: «En un pueblo de España de cuyo nombre no quiero acordarme…», hoy domingo 26 de abril del histórico año de 2020 han dejado salir a la calle a los «niños» menores de 14 años. Una medida necesaria, aunque se conocerá si fue  oportuna. Las estadísticas (¿ciertas?) lo dirán dentro de...

Los abuelitos: 1ª Advertencia Ética de La COVID-19
Entrada

Los abuelitos: 1ª Advertencia Ética de La COVID-19

Advertir significa de acuerdo con la R.A.E. en su 3ª acepción: «Aconsejar, amonestar, enseñar, prevenir». También lo usamos como constatar o darse cuenta de algo. Hace muchos años, leí una frase atribuída a M. Ghandi: “Una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales”. No he tenido tiempo de confirmar su autoría, pero...

Decálogo para Enfermos sin compañía
Entrada

Decálogo para Enfermos sin compañía

No estoy sol@…  los míos no pueden estar aquí, pero SIEMPRE estoy y me siento acompañad@. Hago las paces conmigo mism@: yo no soy el enemigo y me conviene ya ser mi mejor amig@. Hoy perdono mis errores vitales: son pocos, aunque fueran trascendentes en su momento. Olvido mis errores esenciales: ya están borrados por la Historia, por mi Dios y la Naturaleza. Perdono a los otr@s:...