3 ª Elegía al uso exagerado del teléfono móvil: te obliga a compararte con otros, -sí o sí.-.

Acabo de recibir de un amigo, un video de Whatsapp. Veo que el intérprete del video, se ha instalado un grifo de cerveza en casa. Uno como el de los bares. E inmediatamente, sin ni siquiera darme tiempo a razonarlo, mi cabeza ha ido a pensar: ¡qué bien sería tener uno en casa!

Y pienso en los niños y adolescentes que ven mensajes, de todo tipo, -buenos y malos-. Y que también su cabeza pensará como la mía: ¡qué bueno sería ser tan guapo-a, tener un cuerpo así o ganar dinero para tener una casa asá…! Así en muchos videos de Tiktok o Instagram o cualquier red social al uso. Si ellos son, tienen o ganan, -yo quiero-, lo mismo. Y como no lo tenemos de inmediato, creamos tristeza, frustración, sentimiento de fracaso.

Dios mío dame paciencia…

¡pero YA!

Eugenio, humorista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *